LOS CAMINOS DE HASHEM

En nuestra sidrá se cuenta como los hijos de Aarón el cohen acercaron un fuego extraño ante D-s. Y de Hashem salió un fuego que los devoró y ellos murieron.
Y en el versículo siguiente hay cuatro palabras que nos pueden dejar callados de la sorpresa, está escrito. ”Y Aarón guardó silencio" (Vaikrá 10: 3)…

Aarón guarda silencio, y nosotros podemos preguntarnos como muchos antes: ¿por qué? ¿Acaso no tenia corazón para sufrir por sus hijos muertos?
Podemos suponer que sí, que Aarón tenia un corazón tan inmenso, tan sensible, que ante el horror de una muerte súbita (¿injustificada?) no pudo explicar, ni quiso hacerlo…simplemente guardo silencio…y ni siquiera lloró, pues su llanto era de afiebrado silencio, como hoy, víspera de Iom HaShoá veHagburá (Día de recordación del Holocausto y de los héroes), cuando las palabras nada pueden expresar, ni hay verbos que puedan explicar. Cuando el corazón de muchos retiene la lágrima en la garganta y con un desconsolador consuelo alzan los ojos al cielo para interrogar… con un profundo silencio que grita y pregunta y exige una explicación.

Por otra parte, si nos apoyamos en el comentarista Seforno podemos creer que Aarón se consoló de la muerte de sus hijos pues ellos murieron para santificación del Santo Nombre. Y este comentarista nos explica esto así, porque en el Talmud, masejet Zevajim encontramos: "Le dijo Moshé a Aarón : ‘Aarón , hermano mío. No murieron tus hijos sino para santificar el Santo Nombre.’ Y como Aarón sabía que sus hijos eran fieles, el calló y recibió su consuelo…”

Pero también tenemos ahora una visión discordante con lo que acabamos de exponer, una explicación que no se interesa en las eternas preguntas que ningún hombre podrá contestar, una explicación que deja la dignidad de los hijos de Aarón…arrastrándose por el piso: Nadav y Avihu, los hijos de Aarón, estaban completamente borrachos al momento de acercar el incienso no requerido ante D-s. 
Así es, estos sacerdotes víctimas de su humanidad se creyeron poseídos de un espíritu superior y en un éxtasis provocado por la maravillosa droga, sumidos en una sentida relación inalcanzable con la eternidad, quisieron ofrendar incienso al Eterno, y terminaron sacrificando sus vidas a las drogas. 
Esto se ha deducido de los versos que dicen: "Y habló D-s a Aarón diciendo: ‘vino y licor no bebas tú y tus hijos antes de ingresar en la tienda de reunión, no sea que mueras…’” (Vaikrá 10:8,9), el Midrash nos explica: "Rabí Shimón dice: ’no murieron los hijos de Aarón sino porque entraron bebidos a la tienda de reunión’" (Vaikrá Rabá 12,1).

¿Por qué estaban ebrios?

Rabí Yonatan Aivshitz en ”Yearot Devash” explica que Nadav y Avihu intentaron saltear tramos en su conocimiento de D-s, y para ello utilizaron este método ’místico-esotérico’ de perder la conciencia a base de drogas para en esa experiencia inenarrable hallar a D-s de una forma inmediata.

Pudieron nuestros Sabios querer disculpar a los grandes de aquella épocas, a estos hijos de Aarón, de su vicio, destacando su deseo de acercarse más allá de lo humanamente posible a la Divinidad. Y si fuera así, ¿qué nos dejan a nosotros? Si ellos víctimas de su buena intención murieron, ¿qué esperar de las pobres víctimas de su miseria humana que para escapar de este mundo se apoyan en el bastón quebradizo de las drogas?

¿No será que para aproximarnos a D-s, y así a la verdad en cualquier aspecto que la necesitemos, lo único que precisamos es un corazón puro y sincero, un real deseo de D-s?


"A tres tipos de persona ama D-s: aquel que nunca se irrita, aquel que nunca se embriaga y aquel que nunca se sobrepasa en la defensa de sus derechos” (Talmud Babli, Pesajim 113b)

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Ever Ever (1) ‍‍1/04/11 - 27 Adar II 5771 {Link}
    Super bueno es maravilloso conocer y aprender de las enseñanzas que nuestro Señor les faculta a uds para poder abrir nuestros ojos espirituales...
    Sigan adelante con muchas bendiciones.
    1

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.