El fruto que no estaba prohibido

Ella dijo que él dijo y entonces él dijo pero ella dijo y por eso todos estamos como estamos.
Veamos.

El NAJASH quería provocar confusión, turbación, sufrimiento, impotencia a Adam y de paso a la mujer.
NAJASH era astuto, muy hábil. El no tener NESHAMÁ (espíritu) no obstaculizaba su capacidad intelectual, similar a la del hombre, o tal vez incluso superior en algunos aspectos.
Por lo cual, llevó a una charla tramposa a la mujer.

Le comentó, así como al pasar: “¿De veras Elohim os ha dicho: ‘No comáis de ningún árbol del jardín’?” (Bereshit / Génesis 2:1).
La respuesta hubiera tenido que ser: No, eso no es lo que Elohim dijo.
Pero, ella dijo: “Podemos comer del fruto de los árboles del jardín. Pero del fruto del árbol que está en el medio del jardín ha dicho Elohim: ‘No comáis de él, ni lo toquéis, no sea que muráis.'” (Bereshit / Génesis 3:2-3).
Y con ello ella solita se preparó la trampa y metió un pie en ella, porque cambió lo que el Eterno había indicado con precisión: “Y el Eterno Elohim mandó al humano diciendo: ‘Puedes comer de todos los árboles del jardín; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás.'” (Bereshit / Génesis 2:16-17).

Analicemos juntos:

  Dios dijo Ella dijo Análisis
¿Qué estaba permitido? puedes comer de todos los árboles del jardín Podemos comer del fruto de los árboles del jardín Los árboles eran permitidos, ella dijo el fruto de los árboles.
¿Qué objeto estaba prohibido? del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás fruto del árbol que está en el medio del jardín El árbol del conocimiento del bien y del mal era el prohibido, pero ella dijo que el fruto del árbol situado en el medio del huerto era el prohibido. Allí también se encontraba el árbol de las vidas.
¿Qué acción estaba prohibida? no comerás No comáis de él, ni lo toquéis Dios dijo no comer, ella añadió no tocar.
¿Cómo reconocer el árbol prohibido? árbol del conocimiento del bien y del mal está en el medio del jardín Estaba señalado por su nombre, seguramente conocido por el hombre; ella indica su ubicación topográfica que pudiera generar confusiones.
¿Consecuencia? el día que comas de él, ciertamente morirás no sea que muráis El resultado sería la introducción de la muerte, o la brevedad de la vida; ella manifestó que sería una abrupta muerte en el momento de incurrir en falta.

La charla resbaladiza continuó y Najash ya tenía bien en claro que iba a tener éxito, provocando el descalabro del hombre. Las cartas habían sido jugadas, pésimamente por parte de la mujer.
Él la hizo tropezar, ella tocó el árbol. Nada le sucedió, aunque ella había mencionado que de tocarlo ocurriría una muerte espantosa. La muralla estaba resquebrajándose.
Luego él probó del fruto, nada ocurrió. Todo seguía como si nada.
Entonces ella inventó alguna excusa y medio se dejo convencer por el Najash, por lo cual comió del fruto (que NO era manzana, ¡que no!). Y nadie sucedió tampoco.
Pero ella creyó que había pecado, cuando no lo había hecho. Pues, no era pecado tocar el árbol, ni tampoco comer del fruto… ¡tampoco comer del fruto! El pecado era comer del árbol del conocimiento del bien y del mal.
Sin embargo, la confusión ya había mortificado su entendimiento, el cual se nubló. Por lo cual, intentó convencer y luego provocó que Adam comiera de lo que realmente tenía prohibido.

El resto de la anécdota, más o menos la sabemos.

¿Cuáles son las enseñanzas fundamentales y prácticas para nuestra vida cotidiana de esta breve estudio?

18
Leave a Reply

Please Login to comment
6 Comment threads
12 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Yehuda RibcoZenon A. Bastidas R.aliciakDiego Perez Chacon Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
aliciak
Member
aliciak

Hola bonita noche,no puedo ver en el cuadro la parte del análisis :(

Diego Perez Chacon
Member

Ese diálogo es describe la misma historia que nos pasa a todos, especialmente cuando se trata de definir los límites de las leyes éticas. El agregado de “no tocar” pone de manifiesto el deseo de la mujer: tocarlo. Y el resto fue la justificante para cumplir el deseo. Ego racionalizado. En algún momento pensaba que podría fallar algún elemento de la comunicación; que el mensaje del emisión no hubiese sido interpretado correctamente por el receptor. Pero el mensaje se comprende bien, la interpretación literal es clara. Solo me resta suponer que había un deseo, que justificado con un análisis egolatra,… Read more »

Diego Perez Chacon
Member

Antes de apelar a la interpretación, se debería escudriñar el deseo.

aliciak
Member
aliciak

¿Que pasó en su subconsciente que la hizo tergiversar así una orden?
Pero bueno
A menudo cuestionamos todo y quizá en nuestra mente quedan como afirmaciones dudas que igual no externamos y damos por hecho cuestiones que solo quedan en la falta de ATENCIÓN, luego las adecuamos conforme a nuestra propia justificación de apetencias personales ( como por ejemplo, adoptar identidades que no nos corresponden etc ya conocemos tantas) justificando ,argumentando todo con tal de obtener lo que deseamos.

Zenon A. Bastidas R.
Member
zabr

Enseñó el sabio rey Shlomó/Salomón: “La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto.” (Mishlei / Proverbios 18:21), sea éste amargo y mortal, o dulce y bendito. ¡Cuidemos lo que decimos y lo que aceptamos escuchar….!

Recuerden lo que le paso a Eva y del fruto que comió….

A %d blogueros les gusta esto: