BREVE INTRODUCCIÓN AL IDIOMA HEBREO

BREVE  INTRODUCCIÓN AL IDIOMA HEBREO.

Shaúl ben Abraham Avinu

Para Serjudio.com


El עברית (ibrit) o hebreo es un miembro de la familia de idiomas semitas, que a su vez es parte de la macrofamilia de lenguas afroasiáticas. En la actualidad tan sólo se hablan cuatro idiomas semitas: el hebreo, el árabe, el amárico y el tigriña. Otros miembros antiguos de la familia semita fueron el akadiano, hablado en Babilonia, Asiria y en la Mesopotamia antigua; el arameo, el cual reemplazó el akadiano como el idioma internacional en el imperio asirio durante el primer milenio a.d.e; y varios idiomas cananeos, incluyendo el fenicio, ugarítico, y moabita. De todos estos idiomas, quizás el más célebre es el hebreo, no solo por su continuidad y permanencia sino porque con él se escribió la mayor parte del Tanaj.

El hebreo, conocido como כנען שׂפת (sefat kana’an) o “el idioma de Canaán”[1], se ha hablado y se ha escrito desde los tiempos en que se redactaron las Escrituras Sagradas del judaísmo y aun continua siendo un medio para el rezo, la oración y el estudio e interpretación de la sabiduría hebrea. Se revivificó en el siglo XX como el idioma del moderno Estado de Israel gracias a la invaluable labor de Eliezer ben Yehudá, quien  en 1910 empezó a compilar su Diccionario completo del hebreo antiguo y contemporáneo, mismo que se completó en diecisiete volúmenes después de su muerte en 1959. El éxito de su empresa fue tal que ya en 1953, se había fundado la האקדמיה ללשׁון העברית (Ha’academia Lelashón Ha’ibrit) La Academia de la Lengua Hebrea, a tan solo cinco años de haberse declarado como lengua oficial del naciente Estado de Israel,  conformada por legislación de la Knéset (Asamblea) como la institución superior para la lengua hebrea, encargada de definir los estándares para la gramática, la ortografía, las reglas de transliteración y la puntuación diacrítica hebreas, basadas en el desarrollo histórico del idioma.

Algún tiempo antes del año 1500 a.d.e., los semitas que habitaban el área que abarca Fenecia y Sinaí desarrollaron el primer  alfabeto semítico, el cual reemplazó otros sistemas de representar ideas, palabras o sílabas. Al principio dicho al alfabeto empleaba dibujos sencillos a fin de representar sonidos individuales y constantes del idioma. Así, por ejemplo, un bosquejo básico y sencillo de una casa (báyit en el hebreo) representa el sonido b. De éste modo, en lugar de emplear un sistema de escritura que requiera del aprendizaje de cientos de dibujos[2] el alfabeto hizo posible trasladar del campo oral al  escrito un número limitado de caracteres, que en el caso del hebreo son veintidós. A este alfabeto se le llama con propiedad alef-bet, por sus dos primeras letras.  Este  alef-bet se extendió desde Fenecia hasta Grecia, dónde se adoptaron algunas de las grafías de las letras y se emplearon  para representar consonantes y algunas vocales, y el alfabeto que todavía usamos en el español ya estaba esencialmente completo desde entonces.

 

El hebreo se escribe con veintisiete caracteres que funcionan para representar el sonido de veintidós consonantes. Usando partes de la Escritura que están compuestas en acróstico, como por ejemplo Tehilim (salmo) 119 o Mishlé (Proverbios) 31: 10-31, es fácil darse cuenta que el orden de las letras es muy antiguo. Para aprender a pronunciar el hebreo es útil memorizar y escribir los nombres de las letras del alfabeto, ya que, por lo general, el nombre de cada una de ellas comienza con el sonido que la misma representa. A través del tiempo cuatro de letras hebreas se emplearon (a veces sí, a veces no) para representar los sonidos vocálicos, a estas letras la gramática las llamó “madres de lectura”, pero gráficamente no se consideraba necesario representar las vocales ya que un lector promedio fácilmente podía identificarlas en el proceso de lectura. Así por ejemplo el Sefer Toráh usado en la actualidad en todas las  sinagogas del mundo todavía se escribe sin vocales, y el hebreo moderno israelí tampoco las emplea, salvo para la enseñanza básica. El sistema actual de símbolos vocales empleado de nekudot (puntos) se fue añadiendo poco a poco al hebreo del Tanaj a fin de conservar la pronunciación tradicional del idioma antiguo. Este proceso comenzó alrededor de 700 d.e. y concluyo alrededor de 950 d.e. y fue realizado por un grupo de sabios denominados los Masoretas o trasmisores de la tradición.

Las letras así como están escritas en la Biblia hebrea usan algo llamado “escritura cuadrada”: la razón de esto es que cada letra llena un cuadro o medio cuando. Tradicionalmente se le llama katuv ashurí, o escritura asiria, por ser éste el lugar dónde el pueblo hebreo la empleó para la escritura. En hebreo no hay mayúsculas. Cinco de las letras tienen una forma diferente cuando aparecen al final de las palabras y esto hace que sean veintisiete los caracteres para veintidós sonidos consonánticos. La dirección de la escritura es de la derecha hacia la izquierda. Las letras nunca se conectan la una a la otra y cada una tiene un valor numérico que va de 1 a 400, equivalencia que sirve para generar un sistema de registro interpretativo numérico llamado guematria. El amor del pueblo judío por su idioma ha permitido que sea considerado como הקדש לשׁון (lashon hakodesh), lenguaje sagrado, y שפת ההתגלות (sefat hahitgalut), lenguaje de la revelación, y en virtud de ello se han hecho, a los largo de los siglos, métodos y sistemas para interpretarlo, para entenderlo, para comprenderlo en todos los sentidos posibles, y más aún para describir el profundo espíritu que se esconde en el corazón de sus palabras.


[1] Cf. Yeshaiahu (Isa.) 19:18

[2] p. ej., los hieroglíficos egipcios o la escritura cuneiforme del akadio.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Yehuda Ribco (4205) ‍‍20/03/14 - 19 Adar II 5774 {Link}
    muchas gracias por el texto.
    los lectores en hebreo sepan disculpar q no siempre el texto hebreo sale en el orden correcto, no es facil mezclar en algunos programas las direcciones de español-hebreo
    1
    1. Shaul Ben Abraham (1356) ‍‍20/03/14 - 19 Adar II 5774 {Link}
      Es cierto es difícil, si viera lo que me ha pasado con mi tesis de maestría: se me han invertido todas las letras, al menos aquí fueron las palabras. Gracias por subirlo
      2

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: