Moshé

Moshé en busca de identidad

 

 

En este artículo nos ocuparemos del personaje de nuestro maestro Moshé. Lo haré basándome en las enseñanzas recibidas de boca de mi maestro y guía, el gran sabio israelí, Rabino Uri Sherky. Una gran enseñanza nos legaron nuestros Sabios “las profecías que serán necesitadas en la posteridad fueron escritas (el Tanaj), y las que no, no” (Meguilá 14a) De lo cual podemos deducir que si la Torá nos legó y nos hizo conocer datos acerca de Moshé fue para darnos la oportunidad de recopilar enseñanzas que nos sirvan para el futuro.

 

Nuestro maestro Mohé figura en la Torá desempeñando dos importantes cargos: uno político-militar (sacando al pueblo de Egipto) y uno religioso (entregando y enseñando la Torá). Era también posible que dos individuos separados cumplieran estas dos funciones, uno que saque el pueblo de Israel de Egipto, y otro que cumpla la función de líder espiritual entregando y enseñando los preceptos al pueblo. De ninguna forma era obligatorio que un solo individuo cumpla estos dos roles tan distintos uno de otro. Pero sin embargo sabemos que los planes divinos fueron diferentes y Moshé cumplió y llevo a cabo ambos roles. Esto es un detalle trascendental del cual podemos ver y comprender que justamente la auténtica Torá esta ligada íntimamente con la política del pueblo de Israel. Y obviamente que la Torá es un componente central en la formación patriótica del Pueblo de Israel.

 

La Torá no alarga en relatarnos mucho sobre la vida de Moshé. Los detalles de su vida, se reducen a 3 etapas. Un poco acerca de su  juventud, otro poco al momento de salir de Egipto, y otro poco al final de los 40 años de estar el pueblo en el desierto. De los 120 años que vivió Moshé solo nos es relatado 3 años, quedando unos 117 aparentemente desconocidos. Vemos que estos años no nos son esenciales para comprender lo que Dios nos quiere enseñar sobre Moshé, sino que nos basta con estos cortos 3 años.

 

1-“Sapo de otro pozo…”

 

Moshé nació como un individuo alienado de la nación de Israel. Fue criado separado de la esclavitud y el subyugamiento vivido por el pueblo, incluso por afuera de aquel sentimiento de sentirse extraño. Moshé nació desvinculado del yugo de la esclavitud, ya que era parte de la tribu de Leví, la cual no fue esclavizada. Sin contar que fue criado como un egipcio en el palacio del faraón. En otras palabras Moshé nació y se crió desvinculado del pueblo de Israel. Teniendo este dato en mente cabría preguntar: por qué razón eligió el Eterno específicamente a este individuo como su enviado y representante?

Se podrían suponer dos motivos. El primero, tal como los sabios nos enseñan “El apresado no podrá liberarse a sí mismo de su prisión” (Geburot Hashem, Cap. 19) es decir es esclavizado no puede ser la fuente de la libertad, es necesario que haya un factor externo al esquema que entre en juego para provocar la liberación, ya que el germen de la libertad no es parte del mundo, de la mente del apresado, esta semilla debe venir de afuera para lograr florecer.

El gran sabio medieval, el Maharal de Praga pregunta: ¿Por qué la esposa de Moshé no era judía? ¿Cómo es que el líder del Pueblo de Israel toma como esposa una midianita? El gran sabio responde explicando que si Moshé tomaba como esposa una mujer judía, es decir del Pueblo de Israel, formaría parte del pueblo, siendo sectorial. Moshé se cuidó de tomar una mujer “de afuera” para poder seguir siendo una personalidad del colectivo, cosmopolita. (ver Geburot Hashem, cap. 19)

Para comprender el segundo motivo que podríamos esbozar acerca de por qué eligió el Eterno específicamente a Moshé, siendo él una persona ajena a la nación, debemos profundizar un poco más. Es importante sobresaltar que Egipto es justamente la nación que nos donó al “redentor”. Comprendamos que la salida e independencia del Pueblo de Israel no fue un suceso que afectó únicamente a la nación judía sino al mundo entero, sus civilizaciones y culturas. Tal como el Rab Kuk afirma: “La salida de Egipto será la primavera del mundo eternamente” (1). Egipto es la madre de las civilizaciones humanas, y es posible incluso que haya sido la más grande que haya habido, y en los días de Moshé se encontraba en su apogeo y máximo esplendor. Entonces, por cuanto que la humanidad entera debe ser un socio en la Guehulá/redención, aporta lo suyo enriqueciendo al redentor, para lo cual Moshé necesariamente debe de crecer fuera del pueblo de Israel, en el seno de la cultura egipcia.

Como se sobrentiende para que un proceso de estas características tenga éxito debía poseer Moshé un alma de la mayor pureza. Tal como dice el versículo acerca del nacimiento de Moshé:

 

“La mujer concibió y dio a luz un hijo. Vio que era bueno…” (Éxodo 2:2)

 

El gran cabalísta Arizal afirma sobre Moshé que no poseía pizca alguna de maldad en su alma, todos los refinamientos por los cuales debe pasar un alma en esta vida fueron hechos en Moshé previo a que llegue a este mundo, y su espíritu era de la mayor pureza. (2) Fue por ello que a pesar de que Moshé se encontraba sumergido en el interior de Egipto, no fue dañado por  corrupción, libertinaje o impureza alguna.

 

2-La elección:

 

“Un varón de la casa de Leví fue y tomó (como esposa) a una hija de Leví. La mujer concibió y dio a luz un hijo. Vio que era bueno”(Éxodo 2:1-2)

La Torá en forma inusual nos oculta del relato el nombre de ambos padres, del niño mismo también. Incluso la hermana no se nos hace saber el nombre: “Y su hermana se mantuvo a cierta distancia para saber que sería de él” (vers. 4) y lo mismo acerca del nombre de la hija de Paró. La Torá algo nos está insinuando con tanto misterio, como queriéndonos decir: Moshé no pertenece ni a los judíos ni a los egipcios, es un alma pura especial que descendió al mundo, pertenece a la Luz original de los días de la Creación (3).

Pero a pesar de que una persona pueda poseer un alma pura, debe en alguna etapa de su vida realizar decisiones, elegir una línea y camino por donde hacer brillar su luz interna. Elegir por cuales ideales se inclinará.

Hay una búsqueda interna de identidad por parte de Moshé:

“El niño creció, y entonces ella lo llevó a la hija del Faraón, y él fue un hijo para ella. Y llamó su nombre Moshé, pues dijo: “Porque de las aguas lo extraje” (vers. 10)

 

La hija del Faraón lo llama “Moshé”, éste e un nombre egipcio. Sobre el significado del nombre hay 2 teorías. Una afirma que Moshé significa: hijo, lo cual es muy lógico ya que el principio del versículo dice: “… y él fue un hijo para ella…”. Y la segunda teoría opina que Moshé significa: agua, lo cual también es muy probable, ya que concuerda con el contexto: “…porque de las aguas lo extraje…” de cualquier forma que sea, vemos que el redentor de Israel posee un nombre egipcio pero no hebreo!(4)

Pero también existen opiniones que quien le dio el nombre a Moshé, fue una tercera persona, y se logra notar por la discordancia en la lengua original el hebreo del término “…pues dijo…” haciendo mención a un tercer personaje. Y así es que el gran Rabino Itzjak Abrabanel opina que quien le dio el nomnbre e Moshé fue su propia madre, Iojebed demostrando que en realidad también tiene sus raíces en la lengua hebrea(ver también el Midrash HaGadol). Pero sea como sea vemos que el mismo nombre contiene 2 identidades diferentes, de las cuales Moshé debe de buscar y optar por alguna.

Sigamos otro poco con el texto bíblico:

“Sucedió en aquellos días que Moshé creció, y salió a sus hermanos, y vio sus cargas. Y vio un varón egipcio que golpea a un varón hebreo, de sus hermanos” (vers. 11)

¿Qué significa el término “Moshé creció” cuando en el versículo previo leemos también “el niño creció? Para responder a esta redundancia los sabios nos explican que el primer término se refiere a su estatura física, y la segunda mención a su grandeza jerárquica, ya que el Faraón lo nombró sobre toda su casa. Moshé en este momento creció política y socialmente, ascendiendo en la pirámide. Moshé sabía muy bien que se estaba postulando llegado el momento para ser el sucesor del Faraón, sería el encargado de manejar la cima cultural a nivel mundial, el encargado de subyugar al pueblo de Israel entre otras tareas también. Pero por otro lado Moshé también era consciente que era el hijo de Amram, quien era a su vez la cabeza y dirigente de la tribu de Leví, y Leví era la cabeza de las tribus en el Pueblo de Israel (ver Rambán 2:23) Es decir Moshé en estos momentos se encontraba en una encrucijada, a que historia pertenecer o a la historia egipcia o a la historia del Pueblo de Israel.

Es por ello que dice: “Moshé creció, y salió a sus hermanos” ¿Quiénes eran sus hermanos? ¿los egipcios o la nación judía? Fue esto justamente lo que Moshé fue a buscar! (5) Fue a buscar donde era su pertenencia.

“…y vio sus cargas…” si bien aquí la palabra: “siblotam” se puede traducir como cargas, es decir que Moshé pusó su vista en el sufrimiento del Pueblo de Israel, hay también quien opina que sería mejor traducido con la palabra “encargo” (ver Ibn-Ezra) es decir Moshé fue encargado de manejar el desempeño de la dura tarea del Pueblo de Israel. Es decir fue como un capataz o oficial egipcio a ver como se desempeñaban los esclavos. Y vio un varón egipcio que golpea a un varón hebreo, de sus hermanos” ¿Qué es lo que Moshé vió en esta búsqueda interna de identidad? Por un lado vio “un varón egipcio”, aquí el término “varón” no se refiere a las masculinidad del individuo, sino que  hace referencia importancia y jerarquía. Y también vio “un varón hebreo”, también vio importancia de este lado. Ambos lados tenían sus puntos buenos y positivos. Pero vio que uno golpea al otro, y aquí Moshé decide: “…de sus hermanos”.

En un principio esta decisión de Moshé fue basado en motivos éticos, estar del lado del sufrido y oprimido. Lo cual si bien puede sonar muy moralista e incluso romántico no necesariamente siempre es correcto, de hecho Moshé corrige esta postura, de quien es golpeado es quien posee la razón. Pero sin embargo en este momento fue el motivo que lo hizo decidir.

Y tal como dice el dicho: “El proceder de nuestros padres es una enseñanza a los hijos”. Hace unas décadas atrás un tal Theodor (Bianiamin Zeheb) Hertzl, criado en una cultura austríaca, liberal, se formula la pregunta si se debe de tomar una postura de asociarse a la cultura del mundo no-judío y entonces de forma total, o más bien guardar  la postura judía. Pero el ve el caso Dreyfus, el varón hebreo que es golpeado, y en aquel momento escribe el libro “El Estado de los judíos” fundando el movimiento sionista.

 

“Se volteó hacia uno y otro lado, y vio que no había ningún hombre, así que mató al egipcio y lo ocultó en la arena” (vers. 12)

 

¿Qué significa la expresión “hacia uno y otro lado”? si dijeramos que miró hacia la derecha e izquierda para corroborar que no haya testigos, cómo es que al otro día ya lo acusaban de asesino? Esto nos induce a decir que hacia un lado y el otro se refiere hacia el lado egipcio y el lado hebreo. Pero para Moshé ya el mundo egipcio dejó de ocupar centralidad en su identidad, ya no es más “varón” al que mató, sino que  “mató al egipcio”, entendió Moshé que lo que quedase en Egipto quedaría enterrado en arena…

 

“Y salió al segundo día y he aquí que dos varones hebreos reñían. Dijo al malvado ¿por qué habrías de golpear a tu hermano? (vers. 13)

 

Moshé salió a comenzar a construir la realidad, formar al pueblo, ¿y con qué se encuentra? Una nación dividida, disputas y peleas. Y la respuesta que recibe es:

 

“Él dijo: ¿quién te ha puesto como hombre, ministro y juez sobre nosotros?

 

En realidad la contestación que el hebreo dio a Moshé no es fácil de entender, ya que Moshé pertenecía a la máxima nobleza real, poseía el mayor cargo sobre los hebreos y por supuesto que tenía derecho a juzgar! Sino que lo que quiso decir el hebreo fue, que todo tiempo que Moshé pertenecía al “mundo egipcio” tenía el derecho y poder que tenía, pero ahora que pertenecía al pueblo de Israel debía de demostrarse a sí mismo, y pararse bajos los criterios y óptica de Israel.

 

“¿Hablas tú de matarme como mataste al egipcio? Moshé temió y dijo: así que el asunto se ha sabido.” (vers. 14)

 

Explica el célebre comentarista francés, Rashí: “Moshé quiso decir: el asunto por el cual estaba perplejo me es claro ahora. Yo me preguntaba: ¿en qué ha pecado Israel más que todos los setenta pueblos de la tierra para que hayan sido oprimidos con trabajos tan duros? Pero ahora veo que se merecen este castigo”

Es bueno que ellos estén subyugados y apresados, ya que no poseen una ética elevada, si fuesen libre y tendrían su nación harían desastres!

En estos momentos Moshé se encuentra en una encrucijada. Es claro que ni Egipto ni el Pueblo de Israel son su dirección hacia la ética y moral que busca. Y justamente por estar solo, sin un “techo” que lo proteja fue que:

 

“Cuando el Faraón oyo de este asunto intentó matar a Moshé”

 

Si bien Moshé abandonó su puesto y su historial egipcio, se desvinculó de la tradición legada en el palacio, si al menos hubiera sido el representante del pueblo de Israel el Faraón lo hubiera respetado y no lo hubiera querido asesinar, ya que sería el dirigente del pueblo, si bien un pueblo de esclavos, pero un pueblo completo al fin y al cabo. Fue justamente por esta falta de resguardo que pasaba Moshé lo que motivó al Faraón a querer asesinarlo.

 

“Así que Moshé huyó de la presencia del Fraón y se asentó en la tierra de Midian; y se sentó junto al pozo” (vers. 15)

 

¿Qué significa la expresión “se sentó”? Moshé había llegado a ese país con la intención de permanecer mucho tiempo. Siendo así es lógico suponer que se sentó junto a la fuente con un propósito específico, no para contemplar ociosamente a los pastores. Los Sabios nos explican que Mohé hizo algo que aprendió de Iaakov, cuando éste último fue a buscar esposa también se sentó junto a una fuente de agua. (6)

Es decir Moshé fue a hacer lo que el patriarca Iaakov hiso, erigir al Pueblo de Israel. y así Moshé intenta formar al “pueblo elegido” a través de unos de los hijos de Habraham y Keturá: Midian. (7)

En Midián estudia Moshé “judaísmo”. Itró le enseña la tradición de Habraham. Decenas de años Moshé dedica a la formación personal para establecer posteriormente un nuevo pueblo de Israel, el pueblo elegido. El será profeta, durante 40 años Moshé pastorea y conduce al rebaño, y posteriormente tendrá otros 40 años para dirigir al pueblo al Monte de Dios, el Monte de Sinaí. (8)

Y fue luego de 40 largos año de trabajo personal y elevación espiritual que Moshé escucha la palabra del Eterno en la zarza ardiente.

 

“Y el Eterno dijo: ciertamente he visto la aflicción de Mi pueblo que está en Egipto” (Éxodo 3:7)

 

¿Por qué hace falta escribir “…que está en Egipto”? Acaso no sabemos donde se encuentra el pueblo? Lo que el Eterno le dijo a Moshé fue: Mi pueblo es aquel que está en Egipto, no Midian!

Moshé ya tiene 80 años en este momento, y en esta etapa escucha que a pesar de todo el “pueblo elegido” son el Pueblo de Israel. Sin embargo la pregunta de Moshé aún seguía en pie: ¿Cómo puede ser que un pueblo donde hay habladurías y peleas sea el pueblo santo? La respuesta es: “… he visto la aflicción de Mi pueblo…” fue el yugo y opresión en Egipto lo que provocó las malas cualidades en el santo Pueblo de Israel, no son características propias de ellos. Son particularidades propias de Egipto que fueron copiadas, es por ello que hay que sacarlos de allí.

Hasta aquí por hoy.

Continuará

 

 

 

 

Notas:

 

1)Maguid Ierejaim, Jodesh Nisán. Ver también Orot Israel, cap. 5

(2)Geburot Hashem cap. 17.

(3)Gur Ariéh, Shemot 1:15

Y así mismo los sabios nos enseñan sobre la relación existente entre los versículos: “…Vio que era bueno…” (Éxodo 2:2) y “Dios vio la luz era buena…” (Génesis cap.1). Ver Sotá 12 a.

(4) ver el libro Torá Shlemá cap. 2, inciso 73.

(5)Ver Ibn Ezra y Rambán incitu.

(6) Ver Shemot Rabá 1:32, y Rashí incitu.

(7)Podemos ver este intento de Moshé en el hecho de que muchas temáticas del Pueblo de Israel no le fueron claras sino hasta el momento del encuentro en la zarza ardiente. Ver Tikuné Zohar 48:1, y ver Ein Haiá, Berajot 2:86, 6. y ver también la Guemará en Sota 12a.

(8)Ver Shemot Rabá 24:3 y 2:2

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: