Secreto para fortalecer a tu familia y llenarla de bendición

«וּלְמַ֡עַן תְּסַפֵּר֩ בְּאׇזְנֵ֨י בִנְךָ֜ וּבֶן־בִּנְךָ֗ אֵ֣ת אֲשֶׁ֤ר הִתְעַלַּ֨לְתִּי֙ בְּמִצְרַ֔יִם וְאֶת־אֹֽתֹתַ֖י אֲשֶׁר־שַׂ֣מְתִּי בָ֑ם וִֽידַעְתֶּ֖ם כִּֽי־אֲנִ֥י ה
y para que cuentes a oídos de tu hijo e hijo de tu hijo las cosas que Yo hice en Egipto, las señales que Yo hice en medio de ellos, para que sepáis que Yo soy el Eterno.»
(Shemot/Éxodo 10:2)

Habitualmente, si le preguntamos a la persona judía que hay que hacer con el relato de la Salida de Egipto, rápidamente contesta: “contarlo a los hijos”.
Y en verdad, no está nada mal esta respuesta.
Porque ciertamente que es nuestro deber recordar aquel suceso fundamental en la historia de Israel y de la humanidad, y ciertamente que el recuerdo debe ser transmitido a la siguiente generación.
Todo ello es muy cierto, pero no está completamente ajustado a lo pedido por el Creador.

Mira bien el versículo que hemos citado, atiende cada palabra y te darás cuenta de que no dice que hay que contarle al hijo acerca de lo hecho por Dios en Egipto, de Sus obras y poder; sino que, expresamente dice que hay que contar “a oídos de tu hijo”, ¿entiendes la diferencia entre “contar” y “contar a oídos”?
Para hacer breve lo extenso, te lo resumo así: hay que comunicarse auténticamente con el hijo, llegar a transmitir no solamente el mensaje sino también su sentido profundo. Hablar de modo tal que le interese. Entablar una conversación que le llegue al corazón. Buscar la forma de que no sea solamente un viejo cuento de la tradición judía, algo aburrido y sin valor para el hijo. Sino que sea algo vivo, perceptible, emocionante, que enriquezca la mente y tenga utilidad en la vida cotidiana.
Hablar a oídos es algo más que solamente hablar.
Es convertir el relato en vivencia, hacer que la charla sea una conexión de corazón a corazón, de mente a mente.
Es darnos la oportunidad de vincularnos poderosamente con nuestro hijo y de lograr un nudo que trasciende el tiempo y el espacio, que nos conecta con la eternidad.
¿Se ha comprendido?

Cuando hacemos esto, no solamente damos valor al mandamiento de contar la Salida de Egipto, no meramente transmitimos una antigua información desactualizada, no simplemente imponemos nuestro Sistema de Creencias a nuestro hijo, sino que estamos haciendo que Dios esté presente en nuestras vidas y con ello todas las bendiciones.

Otro asunto, que quizás pasa desapercibido.
El versículo dice de contar “a oídos del hijo”, en singular.
Obviamente que hay que hacerlo con cada hijo, pero tomando en consideración las cualidades únicas de cada uno.
Está el hijo atraído por las cosas del judaísmo, entonces el mensaje será tal o cual.
El hijo absorto en tecnología, por lo que debemos encontrar la manera de que esto le sea relevante.
El hijo dedicado a los deportes, al cual hay que interesar de tal forma.
El hijo lento de entendimiento, para el cual encontraremos el mensaje adecuado, a su ritmo.
El hijo… cada uno de acuerdo a su forma de ser, respetándolo.
Probablemente de aquí la importancia notable que le da la Hagadá de Pésaj a los cuatro hijos y sus características individuales, así como las respuestas que podemos ensayar de acuerdo a ellas.
Recuerda conectar con cada hijo, obviamente que en español hijo incluye a varones y niñas, de todas las edades.

Otro asunto, muy interesante.
El versículo hace hincapié en que también nos encarguemos de comunicar fehacientemente el relato de la Salida de Egipto al hijo del hijo, al nieto.
Entre otros motivos, para que la cadena de transmisión no sea interrumpida.
Para que fortalezcamos los lazos familiares.
Para que nos reunamos en familia, al menos tres generaciones.
Para no dejar a nadie afuera, ni al lejano ni al cercano.

Tendríamos más observaciones para compartir, pero hasta acá por hoy.

Si este texto te resulta valioso, compártelo, úsalo, y danos una poderosa mano para sostener nuestro trabajo sagrado de enseñanza de la espiritualidad judía: https://serjudio.com/apoyo

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Delallel

Gracias. Aunque sé que no me compete la obligación traspasar nformación de esa categoría.
¿Sucedería lo mismo con hermosos valores y enseñanzas relacionadas al buen pasar por esta vida?

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: