Resp.3637 – Asimilación

Mi nombre es Clarisa y tengo 13 años. Estoy haciendo un proyecto sobre la asimilación, como pérdida de tradiciones y de identidad. Me es dificil encontrar material ya que las fuentes que encuentro no son judías y están a favor de la asimilación y yo estoy buscando el aspecto negativo de ésta; y en las fuentes judías que busco, no encuentro un texto que esté enfocado completa y exclusivamente en éste tema. Por favor, si me pueden mandar algún material al respecto o dónde puedo encontrar algo de lo que busco, se los agradezco. Saludos y gracias, Clarisa

Shalom, "¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!" (Tehilim / Salmos 118:26). Bienvenida y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Es un tema que ciertamente da para escribir libros completos, por lo que ahora me permitiré hacer un breve bosquejo.

Por asimilación podemos entender un movimiento que consta de dos facetas:

  1. Adaptar las costumbres e identidad judía a un medio social gentil.
  2. Que la identidad judía quede absorbida a la sociedad gentil, produciéndose de esta manera su desaparición como entidad individual claramente definida.

Recordemos que todo ser humano está formado por cinco planos: físico, emocional, social, intelectual y espiritual. Cada uno de estos planos es indispensable y necesario, debe estar en equilibrio y nutrido correctamente.
Cuando se produce algún desbalance, en el plano que sea, éste repercute en los otros planos, generando así una reacción en cadena de imprevistos resultados.
Por experiencia y estudios sabemos con certeza que los planos inferiores deben estar supeditados a los superiores, esto significa que en última instancia es el plano espiritual el que debiera primar sobre los otros.
En un ejemplo, si uno siente gran deseo por comer un sandwich de jamón (plano emocional), y socialmente no le encuentra inconvenientes, y luego de meditarlo no halla ninguna complicación, igualmente debe restringirse de dicha acción, pues es un mandamiento que la Torá ordena a los judíos el no comer partes de animal prohibido.

Veamos estos cinco plano en el tema que estamos tratando.
Físico
: se deja de lado vestimentas, símbolos, objetos, lugares de residencia que son característicos de los judíos en determinada época y sociedad, para adquirir aquellos rasgos que son propios a la sociedad gentil circundante. Por supuesto que esto en sí mismo no representa la mayor gravedad en lo que respecta a la asimilación, puesto que en la época del Iluminismo se comenzaron a abrir las puertas de los guetos y los judíos paulatinamente fueron abandonando esos barrios cercados en los que residían, para pasar a vivir en mejores condiciones en otras zonas de la ciudad, muchas veces rodeados de vecinos gentiles. Esto de por sí no constituye una conducta que tienda a la asimilación, pero en el fondo sirve como caldo de cultivo para otros hechos que ciertamente son asimilatorios. Así pues, existe un grado de asimilación que se vincula al plano de lo físico, por lo que se debiera tener en cuenta las numerosas referencias de los Sabios de todas las épocas indicando que el judío debe preservar aquellos rasgos de identidad material que los caracteriza. Tomemos por ejemplo la menorá o janukiá. Durante siglos en cada casa judía encontrábamos esos candelabros de múltiples brazos. Al llegar a un hogar con uno de ellos, reconocíamos que probablemente (casi seguramente) los residentes eran judíos. Sin siquiera haberlos visto, sin haber entrado en contacto con ellos. Tan solo por la evidencia material que demostraba un vínculo con el judaísmo. Si entrásemos al hogar de un judío con tendencia a la asimilación, dificultosamente encontraríamos esos objetos tan preciados para el judaísmo, o algún indicio material de su relación con el acervo cultural, histórico o religioso de Israel. Y en caso de encontrarse algún esporádico objeto, probablemente no sería más que una pieza valorada por su relación sentimental con el mismo o por su valor estético, mas no por su connotación judaica.
Emocional
: se valora lo ajeno, lo gentil, en detrimento de lo que sea propio del judaísmo. De esta manera se va reemplazando lo judío por lo gentil, se en tradiciones, costumbres, creencias o cosmovisiones. Así, se reúne la familia a celebrar "algo" en la llamada nochebuena, incluso se alzan las copas; pero dudosamente se recuerda que por esas mismas fechas se festeja Januca. Se respeta y aprecia la cultura gentil, pero se deja de lado por antigua y fuera de época lo que es del judaísmo.
Social
: movimientos que tienden a la supresión de la identidad nacional judía, tal como hubo numerosos en la historia. En esta línea, se pregonaba al "judío alemán de fe mosaica", que sustituía al judío. Ya que se eliminaba toda referencia a la nacionalidad judía, todo llamado a la restitución del reino davídico en la Era Mesiánica, todo reclamo de pertenencia de la tierra de Israel. También se reemplaza para todos los efectos el uso del idioma hebreo (o idish) a favor del idioma vernáculo. Entonces, surgen libros de rezos judíos en alemán o inglés, desprovistos por completo del hebreo. En este plano también se encuentra el auge de las parejas mixtas, sin siquiera cuestionarse su consumación o sus efectos para la nación judía.
Intelectual
: se tejen distintas justificaciones que sostengan la validez de la asimilación. Ideas tales como la emancipación, la adquisición de derechos civiles, la eliminación de la discriminación, entre otras han sido usadas como falaces argumentos que impulsan corrientes de asimilación.
Espiritual
: negación del origen divino de la Torá, negación de la validez de los mandamientos, negación del valor del modo de vida judío, reemplazo de las tradiciones y rituales firmemente establecidos en el judaísmo por una "religión" a imagen y semejanza de las religiones imperantes en la sociedad.

Como se puede entender, si se ha seguido cabalmente la lectura hasta este punto, la tendencia asimilatoria determina (para el que se embarca en la asimilación) la debilitación de las vivencias judaicas así como la gradual extinción del judaísmo. Por cierto, hay tres modalidades de asimilados:

  1. Aquel que se embandera en esta corriente y hace de la asimilación una misión en su vida. Combate al judaísmo, denuesta a los judíos, promueve lo ajeno y defiende a ultranza la asimilación como una mágica solución a muchos de los problemas que debieron padecer los judíos a lo largo de la historia.
  2. Aquel que comprende que está embarcado en la asimilación, que reconoce las evidencias, que descubre su alejamiento del modo de vida judío, pero que no hace nada para evitarlo.
  3. Aquel que sin advertirlo, por ignorancia de las cosas del judaísmo o de sus propias conductas, se ve en andando por el desfiladero sin percatarse de la cercanía del abismo.

A su vez, históricamente, existieron tres modalidades que se opusieron al asimilacionismo:

  1. La adhesión a la Torá y los preceptos.
  2. El sionismo religioso. (No así el secular, que en la época de los pioneros podía servir como bastión en contra de la asimilación, pero que no es así en esta época).
  3. El movimiento laico idishista. (Que ya no es así en la actualidad, puesto que entre los descendientes de aquellos idishtas amantes de los valores judíos ya ha cundido la asimilación en gran medida, con todos los estragos que esto conlleva).

Bien Clarisa, hasta aquí un breve resumen que espero te sea de utilidad para tu proyecto. Pero, si te quedan dudas, con gusto te las responderé en la medida de mis capacidades.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

 

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio, léalas haciendo clic aquí.

Technorati Tags:

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: