Un poco de historia

camino-a-casaLa conquista de la tierra de Israel y la época de los jueces

Moshé, el mayor de los profetas, muere y su lugar es ocupado por Ieoshua, quien desde joven fue su mano derecha sirviéndole. Es por ello que tuvo una buena oportunidad de aprender de su maestro como conducir al pueblo. El nombramiento de ieoshua fue estipulado por orden Divina.

Ante Ieoshua se hallaba un difícil emprendimiento: la conquista de la Tierra Prometida. Esta tierra estaba ocupada por 7 pueblos, quienes poseían una cultura idolatra muy arraigada.

La mandato Divino era muy claro, exterminar todos los pueblos de la Tierra de Knaan, sin dejar resto alguno (1). Uno de los claros motivos era la prevención de asimilación e influencias negativas de sus culturas idólatras hacia el pueblo hebreo.

Luego de la conquista (que no fue completa totalmente) repartió Ieoshua cada parcela correspondiente a las tribus, cosa que en realidad ya fuese dividió en tiempos de Moshé.

Ieohsua (no como su maestro Moshé) no dejó sucesor. Quedaron pequeños poblados knaanitas que estaban subyugados a las diferentes tribus hebreas cerca de las cuales vivían, pero de tanto en tanto había alguna rebelión. Los pueblos de en rededor (amoraim y mohabim) eras hostiles hacia las tribus hebreas, y también influenciaban en gran medida en la cultura (podemos ver esto en los tiempos del juez Shimshon y Guidón).

Los Shofetim/jueces eran sujetos carismáticos que aparecen una y otra vez. El Tanaj nos relata que cada tribu y tribu peleaba en forma separada para consolidar sus territorios contra los enemigos. El pueblo clama al Eterno, y Este envía al Juez para yudarlos en su lucha. Tenemos el ejemplo de Deborá luchando contra Iabin rey de Jatzur, Guidón contra los midianim, Shimshón contra los pelishtim. El Juez logra salvar al pueblo y por un corto período de tiempo se puede gozar por unos años de tranquilidad. Pero luego de la muerte del Juez nuevamente el pueblo se corrompe y los enemigos se abalanzan. En el Tanaj, más precisamente en el libro de “Jueces”/Shofetim se puede ver claramente la conexión entre el pecado de idolatría  y el subyugamiento en manos ajenas.

El último Juez fue Shmuel, quien era también Profeta. Él vivió en una época de cambio entre la época de los jueces y los reyes. A diferencia de sus precursores Shmuel acostumbraba a viajar de ciudad en ciudad preocupándose, haciendo orden y juzgando al pueblo.

Al final de sus días el pueblo pide a Shmuel que se les nombre un rey que los dirija. Shmuel no muestra gran entusiasmo ante el pedido, pero por orden Divina es nombrado Shaul, descendiente de la tribu de Biniamín. En un principio Shaul logra gran éxito en sus batallas y emprendimientos, pero toma direcciones que no hallaron gracia a los ojos de Shmuel, haciendo que este por orden Divina, nombre a David como el siguiente rey.

El rey David y y el rey Salomón

David hijo de Ishai fue el segundo rey de Israel, luego de Shaul. En los tiempos del rey Shaul hubo duras guerras entre el reino de Israel y los pelishtim. Shaul perdió varias guerras y los pelishtim pasaron a dominar  varias zonas a raíz de esto.

El joven David, que si bien no pertenecía a la familia de Shaul, aún vivía en la casa del rey. Shaul lo apreciaba en demasía y hasta le dio su hija Mijal como esposa. David peleó contra el gigante Goliat venciéndolo, progresó con mucho éxito en los asuntos militares y era muy querido por el pueblo, esto despertó celos en  Shaul, cosa que lo llevó a odiarlo e intentar  asesinarlo. Ionatán el hijo de Shaul quien quería mucho a David, le reveló las intenciones de su padre por lo que David logró escapar al desierto de Iehudá. Muchas personas de la tribu de Iehudá (su propia tribu) lo siguieron, viendo en él su conductor y dirigente. Las tribus del norte quedaron a favor del rey Shaul.

Shaul y sus tres hijos fueron asesinados en una guerra contra los pelishtim y el Pueblo de Israel quedó sin rey. David volvió a la tierra de Iehudá y fue coronado como rey. En un principio las tribus del norte no lo reconocieron como rey, y querían un rey de la descendencia de Shaul. Luego de un corto tiempo, también las tribus del norte recibieron a David, siendo ya el rey sobre todo el Pueblo de Israel. El objetivo principal de David era unir a todo el pueblo, todas las tribus sean un pueblo despertando nacionalismo.

David conquistó Ierushalaim de las manos de los Ibusim (Ierushalaim no le correspondía a ninguna de las  tribus hebreas ). Él la nombró la ciudad capital del reino de Israel, y desde entonces, Ierushalaim se conquistó en el centro espiritual, social y cultural de toda la Tierra de Israel. David logró en su vida vencer a los pelishtim, e Israel se convirtió durante su reinado en uno de los estados más grandes del medio oriente. David reinó durante 40 años, muriendo a la edad de 70 años, en el año 964 A.E.C.

Según nos cuenta la tradición judía, David no solo fue un gran militar y político sino también un gran poeta y compositor. Muchos de los Salmos del Tanaj fueron compuesto por él, de hecho muchos Salmos comienzan con “Salmo de David…” o “Loa de David…”. Tal como el Tanaj nos lo relata el Eterno prometió a David que sus hijos, y los hijos de sus hijos seguirían en la dinastía real, e incluso que el Mashiaj será de su descendencia. (2)

David aún en vida eligió a su hijo Shlomó/Salomón como sucesor, hijo de Bat Shebá, su esposa preferida. Shlomó recibió de David un gran reino, fuerte y unido. Él edificó y agrandó Ierushalaim. La obra más destacada de Shlomó fue la construcción del Bet Hamikdash, el Gran Templo de Ierushalaim. La construcción tomó 7 años. El Bet Hamikdash era el centro espiritual-religioso del reino de Israel. En los tiempos de Shlomó hubieron buenas y sólidas relaciones con los pueblos vecinos y hubo tranquilidad en la Tierra.

El rey Shlomó es conocido como una gran sabio “el más sabio de todos los hombres”. Según la tradición Shlomó escribió 3 libros del Tanaj:

-Mishlé/Proverbios

-Shir HaShirim/El cantar de los cantares

-Kohelet/Eclesiastés.

Shlomó también reino durante 40 años. Desde 967/8 hasta 928 A.E.C.

Destrucción del primer Bet Hamikdash:

Desde el año 930 A.E.C (luego de la muerte de Shlomó) hubo durante varios año 2 reinados hebreos: Israel y Iehudá. Las relaciones entre los dos reinados no siempre fue el mejor, e incluso se llegaron a feroces guerras entre ambos. Según nos cuenta el Tanaj muchos miembros del pueblo se apartaron de la tradición, a causa de las influencias culturales de los pueblos vecinos.

En el Medio Oriente en aquel tiempo llegaron grandes imperios, uno tras de otro: Ashur (Asiria), Babilonia, y Persia. También Egipto era un gran y potente Estado en aquellos tiempos, y cumplieron un trágico papel para Israel. El Imperio Asirio (Ashur) conquistó varios reinos y entre ellos Israel. Los egipcios lograron convencer al Reyu de Israel de rebelarse en contra de Ashur. El Rey asirio conquistó Israel y dispersò a sus habitantes fuera del país. Así vinó el final del reino de Irael.

En aquellos tiempos comienza Ashur a caer en manos de un nuevo Imperio, Babilonia. Babilonia conquistó todas las tierras que anteriormente pertenecían a Asiria. Y así pasó también Iehudá a manos de los babilónicos. El Tanaj nos relata que en aquellos días hubo un gran descenso espiritual y de ética. Muchos individuos no cuidaban las leyes referentes a los huérfanos, viudas y esclavos (sobre leyes de esclavos ver Shemot/Éxodo cap. 21) los jueces no hacían justicia y también hubo idolatría. El Profeta Irmiahu/Jeremías hablló y predicó en contra de estos actos, ya que sabía que por ello vendría una gran tragedia sobre el Pueblo de Israel.

El Rey de Iehudá, Tzidkiahu, estaba seguro que recibiría ayuda y apoyo de Egipto por ello se rebeló contra Babilonia. En el año 586 A.E.C. (el nueve del mes de Av) ingresó Nebujanedtzar/Nabucodonosor rey de Babel a Ierushalaim y exilió a los judíos fuera de Iehudá. Los babilonios quemaron el Bet Hamikdash, el centro religioso-espiritual, nacional y cultural del pueblo. Destruyeron toda la ciudad de Ierushalaim. Esta fue la destrucción del primer gran Templo.

Exilio de Babel

Luego de la destrucción del primer Bet Hamikdash, residieron los judíos 70 años en Babilonia. Siempre estuvo vivo el recuerdo de Ierushalaim e Israel en el pueblo. Según la tradición nos queda de aquellos tiempos el salmo:

“Sobre los ríos de Babel,

allí habitamos y lloramos,

por el recuerdo de Tzión…”

El poderío babilónico comienza lentamente a disminuir, y el lugar de Babel lo comienza a ocupar el Imperio Persa.  En el años 538 A.E.C. dio el rey de Persia, Koresh permiso a los judíos para volver a su tierra y construir el Bet Hamikdash. Por esto rezaban los judíos estando en el exilio, muchos volvieron a Israel y quien no, al menos brindó ayuda económica a la reconstrucción.

El retorno no fue fácil. Había problemas con los pueblos que en aquel entonces vivían en la Tierra de Israel quienes no encontraron en gracia la idea del retorno del Pueblo de Israel y el levantamiento de un estado nuevamente. También había problemas económicos, ya que le tierra era mucho más pequeña y pobre. Pero los “olim” (así también se auto-llamaron entonces)tuvieron mucha iniciativa y valor, construyeron el Bet Hamikdash, menos esplendorosos y menor en tamaño que el primero. La construcción del Bet Hamikdash fue un acto político también. El pueblo lentamente volvía a la normalidad, incluso que no todos los judíos vivían en Israel, al menos sus corazones estaban en Ierushalaim.

Dos grandes personalidades fueron las que ayudaron a construir nuevamente la vida en Eretz Israel. Uno era Moré, hombre de libros: Ezrá HaSofer/Ezrá el escriba. El segundo era dirigente político, hombre con agallas e iniciativa: Nejemiá. Estos dos próceres fueron los que sentaron las bases para la autonomía hebrea en Iehudá. Construyeron nuevamente Ierushalaim, y la Torá fue en aquellos días la constitución legal.

Rebelión de los Jashmonaim

En el año 200 A.E.C. lograron los sirios conquistar la Tierra de Israel. En un principio la situación de los judíos era relativamente buena, tenían libertad de culto. Pero de a poco comenzaron los problemas.

El rey de Siria Antiojus/Antioco III, no accedió a darle a los judíos libertad de culto y religión, él quiso imponer en todo lado donde dominase la cultura helenista. Todos los pueblos aceptaron las imposiciones, pero los judíos, fieles a sus principios y tradición no podían admitir una situación como esta.  Si bien hubo una pequeña minoría del pueblo que si se subyugó, tomando nombres griegos, hablando su lengua, y vistiendo acordemente (los cuales se denominaban “mitiabnim”), sin embargo en su gran mayoría el pueblo se negó a la asimilación.

En el año 167 A.E.C. decidió Antiojus atacar en forma directa el judaísmo y su tradiciones estableciendo leyes y estatutos en contra de los preceptos. Se prohibía cuidar el Shabat, circuncidar a los niños, se prohibía cuidar las reglas de kashrut/dieta judía. Los griegos incluso ingresaron un cerdo al Bet Hamikdash en señal de desprecio y burla.

En una pequeña aldea cercana a Ierushalaim, en Modiim más precisamente, se levantó una oposición activista en contra de los crueles deretos de Antiojus. En este poblado vivía un anciano, de nombre de Mititiahu, quien poseía 5 hijos. En el año 166 A.E.C. se levanta Mititiahu junto a sus hijos rebelándose, en un principio solo fue trifulca menor, pero lentamente la rebelión de los judíos fue creciendo. Tras Matitiahu siguió dirigiendo la rebelión su hijos Iehuda HaMacabí. El logró llegar hasta el Bet Hamikdash, purificarlo e inaugurarlo nuevamente encendiendo la Menorá (fiesta de Januká).

En el año 160 A.E.C. fue asesinado Iehudá en una guerra, pero sus hermanos Ionatan y Shimón continuaron con la dirigencia. Los hermanos Jashmoniam con gran audacia y coraje lograron tener éxito en su lucha y trajeron libertad sobre el Pueblo y la Tierra de Israel.

En el año 129 A.E.C. se levanta en Israel un estado libre del Pueblo de Israel. Los gobernantes eran reyes de la familia de los Jashmonaim.

El reinado de los Jashmonaim duró 103 años.

El segundo Bet Hamikdash:

En la época del segundo Bet Hamikdash habían dos grupos numerosos en el pueblo de Israel, los perushim/paruseos y los tzedukim/saduceos.

Los perushim eran judíos que creían en la Torá, escrita y oral, las explicaciones de los sabios, la venida del Mashiaj, tejiat hametim/resurrección de los muertos, etc. Los tzedukim no aceptaban las palabras de los sabios sino únicamente el texto tanájico tal como ellos lo entendían. En este grupo había varios cohanim y personajes de alto poder adquisitivo. Poseían gran influencia política y económica sobre el pueblo. Entre los dos grupos hubieron grandes disputas a raíz de sus diferentes ideologías.

La reina Shlomtzion, la esposa del rey Alejzander Ianai, quien imperaba sobre el estado de los jashmonaim entre los años 76-67 A.E.C. logró apaciguar las disputas entre los dos grupos. Pero sus hijos (de la reina) Aristóbulus y Horkenus, volvieron a despertar los odios debido a sus propias disputas para obtener el poder.

En el año 64 A.E.C. conquistaron los nebatim/nabateos grandes terrenos de Iehudá y pusieron sitio sobre la ciudad de Ierushalaim. Aristobulus pidió ayuda del ejército romano, quienes también se encontraban luchando contra los nebatim en Siria. También Horkenus por separado pidió ayuda. Roma actuó astutamente, y debido a las discusiones entre los hermanos y el desorden conquistó fácilmente Israel. Los romanos nombraron un gobernador y cohen/sacerdote a Horkenus.

El estado de los jashmoniam no fue fuerte bajo el imperio romano, solo había una pequeña autonomía interna. Las disputas en esta época fueron en aumento.

En el año 63 AEC. Conquistaron los romanos el estado de Iehudá. El imperio romano se preocupó de  hacer prosperar y desarrollar la economía, y cultura en sus zonas conquistadas

Los romanos construyeron en Israel varias ciudades, helenísticas por cierto, construyeron teatros, estadios, e hipódromos. Entre las varias ciudades conocidas que edificaron se pueden contar: Kesaria, Bet-Shean, Shomron, etc.

Los romanos nombraron a Hordus/Hérodes, quien de hecho no era judío como rey de Iehudá. Lo enviaron con el ejército romano a regir sobre Iehudá. Ellos vieron en él un personaje ideal para el cargo por dos motivos: 1) no era querido por los judíos y 2) Hordus sabía muy bien que dependía completamente de Roma.

Hordus se casó con Miriam, quien era descendiente de la casa de los jashmonaim, para encontrar gracia a los ojos de los judíos. Pero aun así los judíos veían en Hordus un gobernante extraño, de “afuera”, representante de Roma, y enemigo del pueblo, a pesar de que él construyó nuevamente el Bet Hamikdash.

Hordus nombró cercanos a él en diferentes e importante puestos en el Bet Hamikdash. El principal objetivo de esto era debilitar el status de los dirigentes y engrandecer su nombre. Sin Embargo como dijimos no fue bien recibido ni querido por el pueblo.

En el año 4 E.C muere Hordus. Luego de su muerte decide Augustus que rija un gobierno romano directamente sobre Iehudá. Para los judíos fue muy duro recibir la soberanía romana, su cultura y tradiciones. Muchos fueron los pueblos que recibieron de brazos abiertos la cultura e hidisincracia romana, pero no así los judíos. Ellos siguieron fieles a sus tradiciones. Las sabios y rabinos hicieron hasta lo imposible para luchar y alejar la cultura romana del pueblo. Hubo diferentes pequeños grupos que se rebelaron en contra de Roma durante varios años.

Rebelión contra Roma

La rebelión de los judíos contra el mandato romano entre los años 66-70 EC. Fue denominada “la gran rebelión”. Esta rebelión tuvo como resultado la destrucción de Ierushalaim y del Bet Hamikdash.

Como antes mencionamos los judíos se negaban a recibir y absorver la cultura y las tradiciones romanas. En Kesaria (ciudad que Hordus construyó) vivían conjuntamente judñios y helenistas, y fue aquí justamente en el año 66 EC. Donde comenzaron lor roces y disputas dando como resultado final la gran rebelión. Cuando los judíos que vivían en Ierushalaim oyeron acerca de la rebelión y los problemas en Kesaria también ellos se sumaron al emprendimiento, nada fácil por cierto, hacía falta de gran valor para emprenderse en semejante tarea. Los romanos oyeron acerca de estos disturbios por lo que decidieron enviar su ejército a hacer orden en Ierushalaim, pero no lo lograron. A pesar de que el ejército romano era varias veces superior al de los judíos, tanto en cantidad como en calidad, estos lucharpon con gran valor y consiguieron vencerlos en el primer encuentro. Como consecuencia de la vistoria se hizo oficial la rebelión.

Aspasianus, quien fuera el jefe del ejercito romano, tomó las riendas del asunto. Comenzó atacando el norte de Israel conquistando lentamente, llegando hasta Ierushalaim. Dentro de las murallas de Ierushalaim había una discusión interna entre continuar o no con la rebelión.

Los romanos pusieron sitio sobre Ierushalaim, durante 5 meses. Los residentes de Ierushalaim soportaron duras penas de hambre, falta de agua, enfermedades y epidemias. El 9 de Av del año 70 EC. Consuitaron los romanos Har Habait, el monte donde yacía el Bet Hmikdash, destruyéndolo hasta los cimientos. En recuerdo de ello es conmemorado cada año y año el día 9 de Av en el seno del pueblo judío este triste día como un día de duelo.

En el mes de Elul terminaron los romanos de conquistar todo Ierushalaim, destrozando y destruyendo lo que encontraban a su paso. Este fue un duro y trágico  golpe para el Pueblo de Israel. Los judíos que quedaron con vida escaparon a los bosques y diferentes ciudades prosiguiendo con la rebelión. Una de las ciudades donde más lograron aún luchar fue Metzada/Masada.

Metzada es una ciudad que se encuentra en un monte cercano al Mar Muerto. Esta fue la última ciudad que les quedó a los romanos por liquidar. Allí habían aproximadamente 1000 hombres  con sus familias aún sosteniendo la bandera de la lucha. Al no poder ingresar los romanos pusieron sitio sobre la ciudad, lo cual duró 3 meses. Como es de imaginar la situación de los judíos allí dentro era en demasía difícil y dura, pero aún así lucharon con gran proeza, y la esperanza de la libertad  fue la que los empujó de seguir en pie fieles a sus ideales.

Luego de los 3 meses, ve Eleazar ben Yair-dirigente de la rebelión que no lograrían los judíos vencer a los romanos y caerían en su crueles manos. Por lo que deciden juntos morir como hombres libres. “optamos por la muerte en lugar de una vida de subyugamiento”.

Cada hombres asesinó a los miembros de su familia, los últimos diez hombres se asesinaron mutuamente y el último se suicido por si mismo. Cuando los romanos ingresraon encontraron 960 cadaveres con sus familias, y solo 2 mujeres con 5 niños lograron refugiarse y contar lo sucedido. El historiadior Iosef ben Matitiahu/Flavio Josefo escribió la historia de Metzada en su libro “La guerra de los judíos y los romanos”. El sionismo moderno convirtió la historia de Metzada en un símbolo de valentía y valor.

 

 

Casi 2000 años nos separan de aquellos hechos.

El Pueblo de Israel cruzó el destierro y des arraigamiento, persecuciones, pogroms, odio, masacres. Si bien hubieron épocas y lugares donde lo judíos lograron vivir dignamente, no es una época que se recuerda en el Pueblo judío como dulce, ni crea nostalgia alguna.

El 5 del mes de Iar de 5708/14 de Mayo de 1948 declara David ben Gurion (que su santa memoria sea de bendición) la independencia del Estado de Israel. El Pueblo de Israel vuelve a su tierra, vuelve a su hogar, pero esta vez como un pueblo libre.

Mientras en lo profundo del corazón

palpite un alma judía,

y dirigiéndose hacia el Oriente

un ojo aviste a Tzion,

 

no se habrá perdido nuestra esperanza;

la esperanza de dos mil años,

de ser un pueblo libre en nuestra tierra:

la tierra de Sion y Jerusalén.

 

Notas:

(1)Por supuesto que también tenían la posibilidad de establecer un pacto de paz. Ver Malbim al principio del libro de Ieoshua.

(2)Aquí me parece apropiado agregar que a diferencia de como muchos individuos piensan el cargo del Melej HaMashiaj/el rey Mesías será un cargo político-militar. Y de ninguna manera es necesario que sea un rabino o una autoridad halájica.

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

  1. Netanel (385) ‍‍25/07/13 - 19 Av 5773 {Link}
    Moré hace ya unos pares de artículos que no logro colocarle imagen, y no se xq. Cuando pongo la opción de adjuntar imagen me aparece el cuadro en blanco y no me da la posibilidad de agregar nada... y la verdad que se me muy pocio atractiva la presentación del sitio con artículos sin imagen
    se le ocurre que se puede hacer?
    1
    1. Yehuda Ribco (4205) ‍‍25/07/13 - 19 Av 5773 {Link}
      antes q nada, muy bueno el texto. gracias.
      como podes ver, yo agregue una foto enseguida, fui arriba del panel de edicion donde dice "agregar objeto", alli clicke sobre una imagen q ya estaba subida y listo.
      no se como estas haciendo vos las cosas. si queres verlo y me contas.
      2

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: