Mizé

Esto ocurrió al final de los días terrenales de Iosef, en la tierra egipcia:

«וַיַּשְׁבַּ֣ע יוֹסֵ֔ף אֶת־בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵ֖ל לֵאמֹ֑ר פָּקֹ֨ד יִפְקֹ֤ד אֱלֹהִים֙ אֶתְכֶ֔ם וְהַֽעֲלִתֶ֥ם אֶת־עַצְמֹתַ֖י מִזֶּֽה : ש
Entonces Iosef [José] hizo jurar a los Hijos de Israel, diciendo: –Ciertamente Elohim vendrá en vuestra ayuda; entonces vosotros haréis llevar de aquí mis restos.»
(Bereshit/Génesis 50:25)

Y aunque no lo parezca se une directamente con un evento ocurrido muchísimo tiempo atrás, cuando preguntó a un hombre el paradero de sus hermanos pastoreando que él estaba buscando y entonces:

« וַיֹּ֤אמֶר הָאִישׁ֙ נָֽסְע֣וּ מִזֶּ֔ה כִּ֤י שָׁמַ֨עְתִּי֙ אֹֽמְרִ֔ים נֵֽלְכָ֖ה דֹּתָ֑יְנָה וַיֵּ֤לֶךְ יוֹסֵף֙ אַחַ֣ר אֶחָ֔יו וַיִּמְצָאֵ֖ם בְּדֹתָֽן:
Aquel hombre le respondió: –Ya se han ido de aquí. Yo les oí decir: ‘Vámonos a Dotán.’ Entonces Iosef [José] fue tras sus hermanos y los encontró en Dotán.»
(Bereshit/Génesis 37:17)

La clave está en la palabra que he marcado en negritas, mizé, que se puede traducir como “de aquí”.
¿Cómo?

Dice Iosef antes de morir: cuando los descendientes de los hijos de Iaacov se vayan de aquí, que se tomen el encargo de llevar mis restos con ellos, porque de esa manera cerrarán una herida abierta, la de que a causa de sus antepasados terminé cayendo en Egipto.
Ya que, cuando en su adolescencia Iosef preguntó por sus hermanos, el misterioso personaje (que citamos con el segundo párrafo) le da a entender que la relación fraternal ya está quebrada: ellos se fueron mizé, ya partieron de la unidad, ahora formaron rancho aparte y no te quieren junto a ellos.
Entonces, dice Iosef, cuando llegue el momento de la redención no se olviden de hacer lo necesario para terminar el ciclo de violencia y separatividad, para que haya paz en la familia, armonía en el pueblo.
Que los herederos de los que me obligaron a descender a Egipto y padecer terriblemente, sean los encargados de llevarme de aquí para elevarme a la tierra de los patriarcas y que repose allí.
De esta forma, se restablece la unidad, se enlaza la hermandad dentro de los hijos del mismo padre.
¿Se entiende?

Ahora, esta enseñanza no es meramente un dato curioso para llenar nuestra mente de información simpática y elogiar la inteligencia de los sabios que descubrieron esta relación en una pequeñita palabra que pasa desapercibida: mizé.
Sino que principalmente viene a instruirnos en algo provechoso y de bendición para la vida cotidiana, que es…

FavoriteLoadingAgregar a mis preferidos

Opiniones y respuestas

Debes estar identificado para publicar un mensaje: clic aqui para identificarte.

A %d blogueros les gusta esto: