Parashat Vaetjanán: los desafíos de ser espiritual en este mundo

Esta semana leeremos la parashá Vaetjanán, que es la segunda en el libro Devarim, en español conocido como Deuteronomio.
Este nombre coincide con una denominación hebrea muy famosa para el mismo: “Mishné Torá”, que puede entenderse como “la repetición de la Torá”. Esto es así porque Moshé nos relata algunos eventos que ya fueron narrados por la Torá, pero ahora desde su personal punto de vista; pero además, porque en este libro se repiten muchas mitzvot (mandamientos) ya ordenadas en los cuatro libros anteriores.
Rav Simson Rafael Hirsch explica que de los 199 mitzvot (mandamientos) comandados en este libro, más de 70 aparecen por primera vez aquí.
Los mitzvot (mandamientos) repetidos se centran en áreas que serán de mayor preocupación inmediata para aquellos israelitas, a medida que se encuentren con las naciones que habitan en la tierra de Canaan. Por ejemplo, la prohibición de adorar ídolos. Aunque ya se enseñó, era necesario reiterarlo, ya que los israelitas difícilmente tuvieron contactos habituales con pueblos idólatras durante su estancia en el desierto. Pero, a partir de ahora estarían en constante vínculo con esas personas, sea en guerras, en comercio, o conviviendo con ellos.

Así pues, tenemos que en esta parashá Moshé continúa sus instrucciones finales a los Bnei Israel, en su discurso de despedida, amonestación y esperanza.

Ahora, te invito a conocer los temas principales de la parashá siguiendo el orden de aliot laTorá.

1ª y 2ª aliot: Moshé suplicó a Hashem para ingresar a la Tierra de Israel. Dios le dijo que ya no insistiera, que sus cientos de plegarias habían sido recibidas y atendidas, pero que el Divino Plan ya estaba decretado y él debía morir sin entrar a Israel,
En un momento de la parashá leemos que Moshé culpa a la nación de que su solicitud fuera rechazada.
Más tarde, explicó los fundamentos de nuestra misión divina, que será reconocida por las otras naciones. Dios nos declaró Su pueblo elegido para que Lo sirvamos de manera más intensa y dedicada, de esa forma podemos conocer más acerca de Sus cosas y así podemos trabajar como maestros y guías espirituales para el resto de la humanidad. Pero, no se precisa que cada judío ande predicando a Dios y Sus cosas, porque la tarea se cumple cuando los judíos conocemos nuestras costumbres y vivimos de acuerdo a ellas. De esa manera, todas las personas pueden reconocer la belleza del judaísmo y el magnífico manual de vida que representa, y por tanto, ellos mismos adherirse a su propio manual de origen celestial, que modernamente se conoce como noajismo. El noajismo, dicho rápido y pronto, es para los gentiles lo que el  judaísmo es para los judíos; esto es: el modo de conducta que Dios ha preparado para cada uno para conseguir una espléndida vida en este mundo y un maravilloso gozo en la eternidad.
Más tarde, Moshé hizo hincapié en la lealtad a Hashem y las consecuencias para nosotros y nuestros hijos si no cumplimos con la Ley.

 

3ª y 4ª aliot:  Moshé designó las Ciudades de Refugio para aquel que asesina sin culpa.
Luego rememoró la experiencia de la Revelación de Dios en el monte Sinaí ante toda la nación reunida.
En esta sección presenta el Decálogo, los mal llamados diez mandamientos. Si leemos con atención encontraremos varias diferencias con el texto que está presentado en la parashá Itró, en el libro Shemot. Los comentaristas evidentemente advirtieron esto y nos han dado diferentes alternativas para entenderlo.
a- esto es lo que Moshé recuerda tras 40 años.
b- esto es lo que Moshé entendió cuando las escuchó.
c- esto es lo que Moshé quiere recalcar del Decálogo a la nueva generación que está lista para entrar en Eretz Israel.
d- esto es lo que Hashem puso por escrito en las tablas en tanto que lo que está en el relato en Shemot es lo que Él dijo a todo el pueblo presente en la Revelación.
e- esto es lo que Hashem dijo a Moshé que escribiera en las segundas tablas, en tanto que lo de Shemot era el texto en las primeras.
f- ambas cosas fueron dichas en el Sinaí al mismo tiempo, por eso la Torá ocupa dos relatos para presentar ambos pronunciamientos.
g- los comentaristas no tradicionales apuntan a que todo el libro Devarim es una creación varios siglos posterior a Moshé, en un contexto y con necesidades diferentes, por tanto ellos de cierta forma manipularon el texto para presentarlo de esta forma. Es lo que se llama “historiografía”, que es que cada uno relata la historia desde su subjetividad, no hay un relato objetivo de la misma.

5ª, 6ª y 7ª aliot: Moshé enfatizó la reacción de la nación después de la entrega de la Torá, y advirtió que no se desvíen de la Torá, ni a la derecha ni a la izquierda. Se registra el primer párrafo del Shemá. Como sabemos, se constituyó en un pilar en el Sistema de Creencias del judaísmo, siendo el grito de despedida del mártir judío, o el último suspiro de quien agoniza, o las palabras previas a irse a dormir, o lo que en la tradición se pide a los padres que enseñen como primeras palabras a sus hijitos.
Moshé advirtió a la gente sobre los peligros de la prosperidad y les ordenó que guardaran los mandamientos y recordaran el Éxodo y Quien nos sacó de la terrible esclavitud, por tanto le debemos agradecimiento eterno. Es interesante como tanto la pobreza como la prosperidad presentan retos que pueden encaminar a la persona lejos de la senda espiritual, es bueno tenerlo presente.
Luego, Moshé les advirtió sobre los peligros de la asimilación y les dijo que siempre recuerden que son parte del pueblo elegido por Dios para servirLe como los maestros de Su Ley ante las naciones.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

¡Shabat Shalom!

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: