No seas gaviota…

En nuestra parashá se ordena lo siguiente:

"De las aves, las que detestaréis y no comeréis por ser detestables son… la cigüeña…"
(Vaikrá / Levítico 11:13, 19)

En hebreo, que es el idioma original de la Torá, "cigüeña" se dice jasidá.
Tal es el nombre esta ave.
Pero también en hebreo jasidá es el femenino de jasid, es decir, el hombre pío, misericordioso, bondadoso, dispuesto a dar desinteresadamente una mano al prójimo.
Jasidá es la que hace jesed, bondades.
Nombre curioso para una ave, ¿no crees?

Como sabemos, fue Adam el que denominó a las especies animales en el comienzo mismo de la presencia humana sobre la tierra (Bereshit / Génesis 2:19).
No nombró por atributos superficiales, o de manera antojadiza, sino que siendo Adam un vasto sabio, escogió el nombre más apropiado para cada especie, pues el nombre hace referencia a alguna característica esencial del animal.

De acuerdo al gran erudito Rashi (in situ, citando al Talmud, Julín 63a), la jasidá se denomina así porque es bondadosa con los de su especie, les brinda alimentos, específicamente es amable con los pichones.
¿No es interesante el apunte?

Ahora bien, si advertimos el lugar en donde está mencionada la jasidá, descubrimos que es en la lista de animales voladores que no son kosher.
El inmenso Najmánides (en su comentario al versículo 13, citando al Talmud, Julín 59a) nos enseña que los animales voladores prohibidos para el consumo de la persona judía, son aquellos que se distinguen por su crueldad.

Entonces, surge una pregunta.
¿Cómo puede estar incluida la jasidá entre los crueles, cuando hemos dicho que es bondadosa?
El Rabí Itzjac Meir Alter nos brinda la respuesta: "Es a causa de que es bondadosa con miembros de su especie, pero nunca le da comida a una criatura de otra especie".

¿Lo entiendes?
Si te sientes bondadoso porque ayudas a los de tu familia, pero te importa un bledo otra gente; y estás capacitado para ayudarles, entonces, debes saber que estás siendo cruel.
Si dices: solamente haré caridad con los de mi religión, partido político, amigos, etc.; pero que a la otra gente la ayuden otros; y tú estás en condiciones de ayudarles, entonces estás siendo cruel.

Recuerda las palabras de la Tosefta, que además son halajá (Shulján Aruj, Ioré Dea 251:1): "Se ha de sustentar a los menesterosos gentiles con los menesterosos judíos, para promover la paz" (Guitín 3, halajá 13)1.

Es que el jesed, la bondad/misericordia, es un pilar fundamental del mundo, tal como ha sido dicho:  "El Mundo con bondad será edificado" (Tehilim / Salmos 89:3).

Te propongo que seas parte de los que queremos edificar el mundo, que procuramos decir "alto" a los negativos, pero actuamos a la par con los otros constructores.
Tú puedes, y debes, hacerlo.

¡Te deseo a ti y los tuyos que pasen un Shabbat Shalom UMevoraj!
¡Cuídense y gocen de lo permitido para qué sepamos construir shalom!

Notas:

1- Se debe ser bondadoso con todas las personas, pero no se debe ser débil con el rebelde. Está prohibido por la Torá proveer de sustento o ayuda a la persona que atenta voluntariamente en contra del Eterno. A esta persona se le debe dar orientación, dirección, enseñanza, pero no otro tipo de acto "misericordioso" que terminará por ser perjudicial.

6
Leave a Reply

Please Login to comment
6 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Yehuda RibcoAlbita20amaliape Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
amaliape
Member
amaliape

Gracias por este post. Me ha llegado profundamente.Que las bendicones de HaShem sean sobre usted.

Albita20
Member
Albita20

En esta última nota veo algo de peligroso: el «rebelde» y el concepto de «atentar contra el Eterno voluntariamente» no son ideas objetivas, es decir: lo que una persona interpreta de una manera otra lo hace de otra, yo puedo pensar que lo hace sin darse cuenta y el vecino que está a la defensiva y amargado piensa que todo el mundo lo hace voluntariamente. Esta frase puede hacer que se le nieguen ciertos derechos a una persona por lo que a mí me parece.

Albita20
Member
Albita20

En cuanto a comer unos animales sí y otros no: es algo totalmente cultural. Si analizamos el origen del judaísmo y la región en la que aparece, veremos que defiende unos comportamientos propios de ésta.
Si nos vamos a la India, sus creencias los impulsan al lactovegetarianismo.
Yo personalmente creo que se debería defender el consumir productos no cárnicos y evitar matar otros animales si tenemos otras alternativas.
En definitiva ¿Por qué unos animales sí y otros no?

Albita20
Member
Albita20

Es decir, es o todo o nada. No sé si se me entiende…

A %d blogueros les gusta esto: