Teshubá 1

Sobre los diez días de teshubá está dicho:

“Busca al Señor mientras puede ser encontrado;

 clama a El mientras está cercano”.

(Isaías 55:6).(1)

Se desprende del versículo que la situación en esos días es tal que sería fácil, e incluso cómodo encontrarlo más que en otros días. Como si la realidad misma, el cosmos entero vuelve en teshubá. Es por eso que encontramos en varias ediciones de majzorim-libro de rezos la expresión “en estos días se acostumbra a volver en teshubá”, como que estos días no son denominados “días de teshubá” por el hecho de que la gente vuelve en teshubá, sino porque así se rige la naturaleza, es decir la teshubá viene por sí misma. Como si nosotros sólo nos sumáramos a la teshubá general, mundial que se hace por sí misma.

Con los siguientes párrafos comprenderemos que el volver en teshubá no esta únicamente relacionado con el ser humano, sino con el mundo entero, la existencia misma vuelve en teshubá.

 

1-La grandeza de la teshubá

“Dijo Resh Lakish: es tan grande la teshubá que las acciones intencionadas de la persona se transforman en  inintencionadas tal como está escrito: «¡Vuelve, oh Israel, a Hashem tu Elokim; porque por tu pecado has caído!»(Hoshea 14:2)…

¿Cómo es esto? Pero acaso no ha dicho Resh Lakish: es tan grande la teshubá que las transgresiones se transforman en méritos, tal como está escrito: Si el impío se aparta de su impiedad y practica el bondad y la justicia, por ello vivirá” (Iejezkel/Ezekiel 33:19)

No presenta contradicción: allí se habla cuando se vuelve por amor, y aquí por temor…”(2)

Es decir cuando se vuelve en teshubá por temor la acción, intencionada, premeditada se transforma en un pecado inintencionado, pero cuando se vuelve hacia el Eterno por amor la transgresión se transforma en una buena acción, un mérito.

2-No hay teshubá sino por amor:

Para comprender un poco más esto debemos de comprender previamente cual es la definición de teshubá.

Es muy difundida la definición de teshubá como el cumplimiento de los preceptos. Una persona que transgrede, se arrepiente de sus malas acciones, y de aquí en adelante decide comprometerse con el cumplimiento de los preceptos. Si bien esto estas afirmaciones son correctas, no son el verdadero contenido de la teshubá, la esencia de la teshubá se nos hes enunciado en Perashat Nitzavim:

“Y regresarás al El Eterno, tu Dios, y escucharás Su voz, según todo lo que te ordeno hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y toda tu alma” (Devarim/Deuteronomio 30:2)

La Torá no dice: “y regresarás a los preceptos del Eterno”, sino “y regresarás al Eterno”. Lo que lleva a la persona a volver en teshubá no es su obligación de cumplir los preceptos, y cuando se arrepiente de sus transgresiones y comienza a ser más practicante ha vuelto en teshubá. No es así como funciona. La teshubá es un movimiento en el interior del nefesh/espíritu de la persona, una conciliación con su propia identidad, el regreso al Eterno. Y consiguientemente quien se acerca y vuelve al Eterno, no puede no cumplir sus preceptos, tal como el mismo versículo dice: “y regresarás al Eterno…. Y escucharás Su voz…”, luego de volver al Eterno y escuchar su Voz se cumplirán los preceptos. El cumplir las mitzvot es el resultado de la teshubá, pero no la teshubá en sí! La teshubá quiere decir: volver al Eterno, no a los preceptos, esto vendrá por si mismo más tarde por la misma cercanía con Dios. Ante todo debemos de encontrarnos con nuestro Padre. Y cuando eso ocurra, algo cambia en nuestro interior, en nuestro nefesh, comienza lo que se llama teshuba de ahabá/amor.

Está escrito en Pirké deRabí Eliezer y en el Midrash Bereshit Rabá (3):

“La teshubá precedió al mundo”

Si tomamos con seriedad las palabras de nuestros Sabios notaremos que la teshubá no es algo que se hace “de última”, es decir cuando alguien se equivoco… entonces se arregla con teshubá. Sino que teshubá se ha de utilizar en primera instancia.

La existencia misma vuelve en teshubá, a su fuente primigenia, sin ningún rastro de mancha alguna.

Esta idea también se desprende de las palabras del Rambam:

“Todos los preceptos de la Torá… si transgredió la persona…. Cuando haga teshubá y vuelva de su pecado…”

Hay aquí una expresión aparentemente redundante: “…y vuelva de su pecado…” la teshubá que sirve (también) para reparar el error, es consecuencia de un movimiento interior no relacionado con el pecado “…cuando haga teshubá…”. Es decir la teshubá es una apertura del mundo interior, un acercamiento al Eterno. Es por esta misma razón que Maimonides no enumera ni considera una mitzvá por si misma la teshubá (contrariamente el Rambán).

3-Teshubá sijlit

La teshubá por ahavá-amor es llamada en los escritos del Rab Kuk teshubá sijlit. La teshubá sijlit-del entendimiento, que es en realidad la teshubá por amor, es la unificación y reconocimiento interior con el Bien Divino.

“La teshubá sijlit es aquella que ya adquirió los pasos previos, que ya llegó al escalón más elevado, que no es consecuencia de un pedido del cuerpo o aun de la conciencia misma , y no solo la ética humana y el estudio de la tradición, ni el miedo al castigo lo llevan a este paso, sino un entendimiento claro y lúcido de una visión de la vida en completitud…

Esta teshubá integra los pasos previos, y esta colmada  de una riqueza espiritual, y convierte los errores en y pecados en méritos y buenas acciones. De todos los tropiezos encuentra grandes lecciones, y de todas las bajezas ascendencias sin precedentes…ésta es la teshubá hacia la cual alzamos nuestros ojos, que obligadamente vendrá en la persona…”(Orot Hateshubá final cap.1)

En la teshubá por amor la persona reconoce y comprende realmente la bondad y el bien Divino difundio en el mundo. Es esta teshubá la que transforma los errores en méritos. El Rb Kuk nos afirma que la teshubá por amor devendrá obligatoriamente sobre todo el mundo. Primero sobre Am siarel, luego sobre la humanidad entera, y más tarde a la existencia misma, todo el universo volverá en teshubá.

4-Teshubá por temor:

Hay una teshubá que no completa, que nos es hacia el Eterno, hacia la Divinidad, sino hacia un comportamiento (preceptos) únicamente, y ésta es la teshubá por temor. La teshubá por irhá/temor es la teshubá por la cual la persona recompone sus caminos y comportamientos, ya que teme de las consecuencias que pueden devenir de sus acciones. Él escuchó que quien peca es castigado, entonces se pregunta a sí mismo ¿Qué será si sigo pecando? Recibirás un castigo se contesta. Por eso será mejor que me ponga tefilín y cuide Shabat.

Incluso dentro de la teshubá por irhá/temor encontramos varios niveles. El más bajo es el temor al castigo y la reprimenda, las llamas, el infierno, tormento, purgatorio, dolor, diablo satanás, oscuridad, etc. Hay quien teme al quiebre espiritual que siente/sentirá en caso de que peque, el sentir ese ‘descenso’. No teme del castigo en sí, sino del descenso que provocará el pecado. Este es un temor un poco más elevado. Y hay un escalón más que es miedo a la autoridad, hay establecida una ley, por autoridad Divina, se llama Halajá y la persona teme trasngredir esta ley. No quiere quebrar las leyes. Si Dios ordenó, esto nos obliga, no hay otro camino. Todos estos son niveles de temor, teshubá por irhá/temor, ya que no hay un conocimiento interior, un cambio interno espiritual que lo empuje a la persona en forma obligatoria al Bien mismo. Sino eludir el mal.

Sobre este nivel de teshubá escribe Marán Harab Kuk:

La teshubá corporal: la persona vuelve en teshubá porque teme a que sus malos caminos le causen daños en su salud. (sean malos hábitos de salud, falta de ejercicio, alimentación, drogas, alcohol, tabaco, etc)

Teshubá del alma: el ve y siente que el pecado corroe su alma, su ética interna y natural.

Teshubá espiritual: ya que está escrito en la Torá que así se ha de hacer.

5-Sin intención

En realidad en esta etapa de teshuba (teshubá por irhá/temor) no hay un abandonamiento del pecado en si mismo, ya que si la persona sabría que no recibiría ningún castigo ni reprimenda por lo que hace de seguro continuaría con sus hábitos, ya que el ama esta vida, esta forma de conducirse. Lo que pasó fue que en el momento en el que pecó no puso atención a los resultados y consecuencias de sus actos, por lo cual se permitió a si mismo pecar.  Si hubiera sabido de un principio que esto estaba prohibido o no era beneficio para si mismo no lo hubiera hecho. Por lo que podríamos decir que en cierta medida actuó inintencionadamente, sin darse cuenta, es por eso que afirman nuestros sabios “tan grande es la teshubá  que las acciones intencionadas de la persona se transforman en  inintencionadas…”

6-Entre el amor y el temor

Existe un espacio abismal en lo que respecta al valor de la teshubá por amor y temor. La primer diferencia es la motivación entre una y otra. La motivación para la teshubá por temor siempre es una motivación externa, siempre viene de afuera, es decir “yo temo de que me devenga tal y tal cosa…” por otro lado la teshubá que su motivación es el amor, se despierta en la persona por una necesidad interior, se ama el bien por el hecho mismo de que sea bien, y es por eso que la persona se ocupa de la teshubá.

La gran dieferencia entre una teshubá y otra radica en el hecho de que quien hace solo teshubá ór temor no deja de amar y desear el mal y pecado, solo se priva de él, pero lo desea, lo haría si pudiera, no ama verdaderamente al bien, a Dios, solo le teme. Pero quien llega al escalón de la tan apreciada teshubá por amor, incluso en caso de no haber castigo alguno seguiría haciendo el bien, porque persigue el bien en si mismo.

Y terminando: la teshubá por temor deprime a la persona, la oscurece y asfixia, lo reprime, y debilita. Todo temor debilita a la persona. Contrariamente quien hace teshubá por amor vive con alegría y felicidad, y mientras más avanza, más feliz será, más cercano al Eterno estará.

Que aprovechemos estos días que se acercan para poder retornar al Eterno.

Shabuatov

 

 

 

Notas:

(1)Ver Hiljot Teshubá 2:6

(2)Iomá 86b.

(3)Pirké DeRabí Eliezer capítulo 3, B. Rabá 1:4

Tomado y traducido de las clases del Rab Uri Sherki, y de su libro “vehimatzeó”

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Yehuda Ribco

shabua tov!
gracias por este tema tan importante y tan provechoso especialmente en esta semana previa a rosh hashana.
gracias!

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: