Behar – Bejukotai

Esta semana son leídas las dos parshiot que cierran el libro de Vaikrá, vamos a conocer un poco acerca de ellas.

Resumen de la parashá Behar («En el monte…») y parashá Bejukotai («En mis estatutos…»).

Cada séptimo año la Tierra de Israel debe dejarse «descansar», ninguna persona judía puede trabajar en ella. Al Shabbat de la tierra se denomina Shenat Shemita (Año Sabático). Ya que no se trabaja la tierra, Dios promete que habrá cosechas abundantes en los años previos, para de esa forma tener guardado alimento y no pasar hambre. Recordemos que si en el séptimo año no se trabaja, tampoco al inicio del nuevo ciclo habrá nada para cosechar, por tanto los alimentos almacenados debían alcanzar para dos años y medio o tres.

La Torá marca otro período, que se forma por siete Shemitot más un año se conoce como Iovel (Jubileo), que es anunciado con el sonido del shofar en Iom Kipur. Este año también la tierra permanece en barbecho.
En este año los terrenos retornan a las familias que los recibieron en el reparto época de Ieoshua, para manifestar que el único dueño de la Tierra es Hashem, y que las personas solamente son inquilinos en la propiedad de Dios.
El Iovel era época también para liberar a los esclavos judíos, aunque no hayan completado los años que debían trabajar para sus patrones. Recordemos que la ley prohíbe que al esclavo judío se le encargue cualquier labor indigna, innecesaria o perjudicial, y no se lo puede vender; es un esclavo, pero puede ser redimido; es decir, nunca es propiedad de otra persona. Está en una relación laboral especial, inexistente hoy en día, que dista mucho de la idea de esclavitud que tenemos generalmente, pero tampoco es como ser empleado.

Se le prohíbe al pueblo judío aprovecharse los unos de los otros prestando o pidiendo prestado dinero a interés.

Los miembros de la familia deben redimir (salvar) a cualquier familiar que haya sido vendido como esclavo, a causa de haber empobrecido.

Se reitera la prohibición de adorar ídolos, y aun de reverenciar piedras erigidas en honor a Hashem, pues esto también es considerado como idolatría.

La Torá promete bendiciones múltiples para Israel siempre y cuando estos cumplan con las mitzvot. En caso contrario, la Torá anuncia consecuencias terribles. El propósito de estos males es que el pueblo judío se arrepienta, cambie de conducta y mentalidad, de forma tal de poder disfrutar de los bienes que están prometidos en el pacto sellado entre Dios e Israel.

Se describe los erajin (valores), el proceso a través del cual el individuo puede hacer un voto para dar como ofrenda el valor monetario equivalente a una persona, un animal o una propiedad.

Se ordena la separación del Maaser (diezmo) de animales, y su forma de usarlo.

Se dictan normas para que se pueda redimir aquello que fue consagrado para Dios, si ello fuera posible.

https://serjudio.com/apoyo

https://youtube.com/yehudaribco

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: