Parasha Toldot-Vistazo

Ubicación:
Toledot
(«Descendencia») es la sexta parashá del primer tomo de la Torá, el sefer Bereshit, conocido en español como «Génesis».

Temáticas:
Podemos señalar las siguientes temáticas en nuestra parashá:

  1. El nacimiento de Esav y Iaacov
    Luego de 20 años de matrimonio estéril Rivcá e Itzjac son bendecidos con hijos mellizos. Iaacov, el más joven, es un estudioso de leyes, preferido por su madre; en tanto que su hermano Esav, es un hombre salvaje, dedicado a la caza y la vida rústica, y es el preferido del padre.

  2. Esav vende sus derechos de primogenitura a Iaacov
    Por un plato de comida Esav vende sus derechos de primogenitura a Iaacov. Estaba hambriento y lo único que le importaba era satisfacer su hambre, nada más importaba para él en ese momento. No le interesaba los honores y derechos que le correspondían como heredero, y por un plato de lentejas y un poco de pan vendío su futuro.

  3. Viaje a Guerar
    Itzjac y Rivcá son llevados por la hambruna a residir en Guerar. El Eterno se le aparece al patriarca y le promete que tendrá una descendencia numerosa, como estrellas en el cielo, y promete esa tierra para los hebreos.
    En Guerar, el rey Avimelej intenta propasarse con Rivca, pero ella y su marido son resguardados por el Eterno, y luego protegidos por este rey.
    Como símbolo de paz, reabre los pozos que habían abierto Avraham y el Avimelej anterior, en Beer Sheva.

  4. El matrimonio de Esav
    El rebelde Esav, desoyendo el consejo de sus padres, desposa mujeres de Canaan, gente de muy escasa moralidad, que educaban para la malicia y la perversión a sus hijos.

  5. La bendición de Itzjac
    Itzjac se siente ya muy anciano y decide bendecir a su primogénito, por lo que llama a Esav, ya que no sabía que éste había vendido sus derechos de primogenitura. Rivcá al enterarse de esto, organiza un plan para que sea Iaacov, el heredero por derecho, el que obtuviera la bendición.
    Finalmente el plan tiene éxito, y se hace justicia y Iaacov recibe la bendición que le correspondía.
    Esav es también bendecido, y se le dice que sus descendientes servirán a los israelitas, si éstos siguen el camino de la Torá.

  6. Iaacov deja su casa
    Esav rabioso prometió asesinar a su hermano ni bien muriera su padre. Para prevenir un drama, Rivcá envió a Iaacov a vivir a su casa en Aram. Ambos padres le encomiendan a que tome esposa de la familia de Lavan, su tío, hermano de su madre.
    Y entonces, Itzjac bendice nuevamente a Iaacov, para que en él y sus descendientes se cumplan las promesas de Dios dadas a Avraham.

Para destacar:

  1. ¿Espiritualidad en tu boca?
    El Rav Zelig Pliskin, en «Creciendo por medio de Torá», nos instruye:

    «Itzjac amaba a Esav, porque en su boca tenía caza…»
    (Bereshit / Génesis 25:28).
    Rabí Eliahu Eliezer Dessler citando al Ari dice que es un error pensar que Esav era completamente hipócrita y que solamente trataba de engañar a su padre. Si Itzjac cometió un error (prefiriéndolo), debió de haber habido una buena razón. El problema de Esav era que él mantenía toda su espiritualidad en «su boca», sin tragarla. Él hablaba palabras de espiritualidad pero no se volvía una persona espiritual. El ideal de la Torá es que lo que uno habla debe ser parte de lo que uno realmente está siendo.

  2. Racionalización
    En «Viviendo cada semana», del Rav Abraham Twerski, nos enseña:

    «Así menospreció Esav [Esaú] la primogenitura.»
    (Bereshit / Génesis 25:34).
    Luego de que Esav vendió sus derechos de primogenitura a Iaacov, nosotros leemos que Esav «menospreció su derecho de nacimiento». No hay ninguna indicación de que inicialmente Esav valorará en poco su derechos de nacimiento; solamente después de que él lo vendió, la Torá nos dice acerca de su menosprecio. Nosotros, también, a menudo tendemos a racionalizar nuestros actos impropios.

¡Les deseo Shabbat Shalom UMevoraj!

Moré Yehuda Ribco


Preguntas y datos para meditar y profundizar:

  1. «…Oyen Tus palabras, pero no las ponen por obra…«
    (Iejezkel / Ezequiel 33:31)

    1. ¿Cuál es el pecado/error del que oye las palabras del Eterno, pero no cumple con Sus mandamientos?

    2. ¿Conoce algún ejemplo de la Torá de alguna persona que conociendo el camino del Bien optara por hacer otra cosa?

    3. ¿Qué es más grave, según su entender: conocer los mandamientos y no guardarlos, o no conocerlos y por eso no cumplirlos?

  2. «Elokim hizo al hombre recto, pero ellos se han buscado muchas excusas.»
    (Kohelet / Predicador 7:29).

    1. ¿Por qué parece que dar excusas es más cómodo y simple que asumir la responsabilidad por los propios actos y actitudes?

    2. El dar excusas, el racionalizar, para no enfrentar las cosas responsablemente, tiende a generar resultados más pesados y complicados, ¿tiene idea de porqué es así?

    3. ¿Si Elokim hizo a la persona recta, cómo puede ser que las personas puedan cometer errores y pecados?

http://serjudio.com/bereshit/toledot65a.htm

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: